miedo_ieie

¿No te ha pasado que ante ciertos hechos has sentido una terrible sensación de mareo o como si tu cuerpo se congelara? Esto probablemente se deba a dos razones: es tu cuerpo reaccionando ante el miedo o eres víctima de un severo trastorno de ansiedad.

Tabla de contenidos

  1. ¿Qué es el miedo?
  2. ¿Por qué me paraliza el pánico?
  3. Consejos para manejar la ansiedad
    1. Reconoce tus miedos
    2. Cuida tus pensamientos
    3. Cuestiona tus miedos
  4. Conclusiones

1. ¿Qué es el miedo?

miedo_paraliza_ieie

El miedo es una de las seis emociones básicas humanas. Cumple una función adaptativa al ayudarnos a defendernos o huir ante una situación de peligro. En definitiva, nos ayudó en épocas ancestrales a sobrevivir de la inclemencia de la naturaleza y la vida salvaje.

2. ¿Por qué me paraliza el pánico?

Hoy las condiciones de vida del homo sapiens han cambiado drásticamente. Sí, seguimos viviendo situaciones de peligro constantemente, pero no es normal sentir un pánico paralizante ante situaciones intranscendentales como recibir inyecciones, realizar visitas al dentista o hablar en público, por nombrar algunos ejemplos.

Te recomendamos: Cómo manejar tus emociones bajo presión laboral

Dichas situaciones son provocadas por algún recuerdo traumático inconsciente, lo que nos puede limitar en muchas actividades de nuestra vida. Es normal que sientas ansiedad antes de una presentación, lo que no está bien es que ese miedo te impida hablar.

En el siguiente video de la antigua farmacéutica Upjohn y animado por Disney, se explica de manera sencilla y amena lo que ocurre a nuestro cerebro cuando le ataca el miedo y la ansiedad.

3 consejos para manejar la ansiedad

Para evitar que estas eventualidades desagradables ocurran, y no ser la víctima de tus miedos, te recomiendo que practiques los siguientes consejos:

1. Reconoce tus miedos

Ponles un nombre y analízalos, pero no juegues a negarlos porque así no hallarás una solución. Incluso, puedes anotar una lista con todas las situaciones que te aterran. Intenta buscar un porqué.

2. Cuida tus pensamientos

Muchos de nuestros temores provienen del drama existencial que solemos armar en nuestra cabeza, y nos ideamos falsas situaciones amenazantes. Así por ejemplo, pensamos en “si digo lo que pienso, se reirán de mí” o “no me van a dar la oportunidad que quiero”.

3. Cuestiona tus miedos

Los miedos solo son superables si pensamos en esos momentos con una perspectiva más positiva. Es importante que tengas la confianza suficiente en ti, como para enfrentar muchas de esas ideas infundadas y sin sentido, que solo te están  alejando de crear la vida que quieres.

Te recomendamos: No te permitas ser una persona celosa porque te dañas

4. Conclusiones

ansiedad_ieie

Nuestro cerebro siempre responde de la forma que conoce. Si te enseñas con paciencia aplicando estos tres simples pasos, podrás manejarte bastante bien con tus miedos.

Piensa en que tu ansiedad bien controlada puede ser la gasolina que te impulse a ir tras de grandes metas. Solo es cuestión de cambiar tus temores hacia una perspectiva más optimista.

Por supuesto, si sientes que no puedes con ellos, no dudes en buscar la ayuda de un especialista en salud mental o terapistas, pues estamos preparados para brindarte una gama de técnicas y herramientas útiles que te ayudarán a gestionar tus emociones.

Haz que tus miedos y ansiedad pasen de ser tus más grandes obstáculos, a tus más increíbles aliados.

 

salud miedo sentimientos ansiedad

Suscríbete a nuestro Blog