Mucho se habla de que la pandemia ha cambiado nuestro estilo de vida, sin embargo, el trabajo remoto es una vieja modalidad, y aunque ahora contamos con más herramientas para tener mayor comodidad al momento de trabajar desde casa, el confinamiento nos ha demostrado que por mucho que hagamos uso de la tecnología para home office, la gestión de emociones es necesaria para que nuestras relaciones laborales no sean frías, sino fructíferas, a pesar de desarrollarse en un mundo digital.

Cómo humanizar el teletrabajo con inteligencia emocional

humanizar_teletrabajo_inteligencia_emocional

Estadísticas sobre el trabajo remoto

Saber manejar las emociones para poder trabajar a distancia y así mantener un eficaz trabajo en equipo, es elemental para poder tener un buen nivel productividad. De hecho, un estudio realizado por HBR afirma que los trabajadores de una central de atención al cliente en China completaron sus llamadas en un 13.5% más que aquellos que laboraban desde la oficina, además de reducir unos $1.900 por trabajador en gastos de espacio e inmobiliaria durante los nueve meses que duró el experimento.

En otro reporte estadístico llevado a cabo por Gallup, también se encontró que debido al COVID-19, al menos uno de cada cuatro trabajadores en Estados Unidos trabaja de manera remota, de los cuales solo un 26% lo hace completamente desde casa.

 


Descarga nuestro ebook en pdf sobre inteligencia emocional

Ebook PDF sobre Inteligencia Emocional


 

 

Cómo cuidar las emociones al trabajar online

El trabajo online puede ser muy solitario, y si a ello sumamos el temor y la incertidumbre que nos genera el coronavirus, hay un caldo de cultivo perfecto para que las personas se depriman. La única respuesta ante ello es aprender a gestionar emociones para que los equipos de trabajo se mantengan motivados y enfocados con la moral alta, para que sigan siendo productivos.

 

 


Artículos relacionados:


 

Ahora más que nunca, es necesario saber expresarnos desde la asertividad y la cordialidad, para de esta manera evitar la mayor posibilidad de malos entendidos.

A continuación, voy a enumerar una serie de claves indispensables para aquellos líderes empresariales que están en proceso de formación y que se encuentran desarrollando sus habilidades en este escenario global caótico.

 

Brindar seguridad emocional a los equipo de trabajo 

Aquí el empoderamiento es esencial para que el trabajo grupal fluya. Aunque exista distanciamiento social, los empleados deben sentirse acompañados a nivel emocional, para que experimenten un clima de bienestar psicológico que les mantenga motivados y con la actitud necesaria para afrontar la crisis.

Es necesario que sientan que no se les señalará, ni mucho menos se les ridiculizará por cometer un error, que pueden preguntar sin temor, pero sobre todo; que todos son valorados. La vulnerabilidad es lo que nos hace humanos y nos ayuda a conectar con los demás.

 

Fomentar la colaboración entre empleados 

La colaboración entre compañeros siempre prevalecer. Todos los empleados merecen ser reconocidos por sus logros tanto de manera individual como colectiva. Es necesario promulgar la empatía como parte de la cultura organizacional, para que los grupos de trabajo se sientan cohesionados, lo que eleverá el desempeño de cada uno.

 

teletrabajo_con_inteligencia_emocional

 

Preguntar y escuchar con asertividad 

Todos queremos que se nos escuche, más aun cuando estamos trabajando de manera remota y bajo condiciones de confinamiento. Ahora más que nunca, los líderes deben ser capaces de saber callar y prestar sus oídos para saber cómo piensan los trabajadores que tiene a su cargo, con el fin de hacer las correcciones necesarias, pero también de poder contestar efectivamente las dudas que puedan surgir.

 

Cuidar la manera en la que nos comunicamos 

Hay que prestar atención a la manera en la que nos comunicamos de manera digital, más ahora en estos momentos donde se abren más y más espacios para compartir de manera online. Siempre es recomendable tener canales virtuales disponibles desde donde los empleados se sientan libres para contactarnos y expresarnos su sentir, si se sienten más cómodos escribiendo que hablando.

Por ello es necesario aprender a leer de manera emocional, para que no existan mal interpretaciones de nuestros mensajes escritos, bien sea por email o whatsapp. Tener cuidado con los textos, usar las palabras adecuadas y leerlos antes de hacer clic en enviar para evitar confusiones.

Por ejemplo: ¿qué tal si cuando alguien nos contacta, en vez de contestar “te llamo mañana” y dejar a la persona en ascuas pensado que hizo algo malo, simplemente decimos “tu idea es buena, mañana te llamo para que nos organicemos a fin de llevarla a cabo”?

La idea no es generar suspicacias o temores, sino siempre ser lo más claros posibles.

 

 


Artículos relacionados:


 

Celebrar a pesar de la distancia 

Como último punto, rescato la necesidad de respetar los días de descanso de las personas, y sus tiempos privados, en especial cuando tenemos empleados en distintos husos horarios. Compartir en espacios virtuales donde se puedan tocar otros temas distintos al trabajo es necesario para estrechar vínculos de amistad que normalicen el compartir nuestras emociones dentro del entorno laboral.

 

Infografía_humanizar_teletrabajo_inteligencia_emocional

 

El home office no implica abandonar nuestros sentimientos y emociones por laborar detrás de una computadora o un teléfono. Hagamos que la distancia física sea la excusa perfecta para estar más unidos y conocer más a fondo a las personas con las que trabajamos.

trabajo empresa inteligencia emocional pandemia

Suscríbete a nuestro Blog