El puesto del teletrabajador tiene ya muchos años rodando como alternativa laboral y muchas empresas, entre las cuales está nuestro instituto, ya lo habían adoptado de facto para algunos de nuestros empleados, mucho antes de que apareciera el tema de la pandemia.

Si tú o tu empresa se están estrenando en el interconectado y enriquecedor mundo del trabajo a distancia, te recomiendo que sigas leyendo este artículo, quizás con mi experiencia en el área pueda aclararte algunas dudas que puedas estar enfrentando ahora.

 

Cuáles son los retos del teletrabajador durante la pandemia

teletrabajador_durante_la_pandemia

El teletrabajo antes de la pandemia

Si bien el trabajo a distancia era una modalidad que estaba en constante aumento desde que se fueron impulsando cada vez más las TIC y el consumo de internet, es muy temprano como para determinar hasta qué porcentaje se dispararán los números una vez que haya bajado la marea.

Es necesario que los líderes doten del requerimiento básico trabajar desde casa. Sin embargo, las estadísticas señalan que, por ejemplo; para el 2015 en el caso de España, solo un 27% de las empresas dejaba que sus empleados trabajaran desde casa, frente a un 35% en el resto de Europa. Quizás, hasta este momento no había la suficiente certeza entre los líderes organizacionales de que en algunos puestos podían darse esas licencias.

Lo cierto del caso es que, por ahora, no tenemos idea de cuándo culminará de facto todo este escenario o si realmente pasará de un todo. Lo que sí sabemos es que cada empresa debe prepararse para adaptarse a este nuevo reto, y a hacerse a la idea de que aunque termine, puede repetirse a futuro y debemos estar preparados para ello.

Quizás, algunos puestos de trabajo miren completamente al teletrabajo después del COVID-19. Probablemente, porque algunas empresas comiencen a darse cuenta de que no necesariamente requieren que todos sus empleados se movilicen hasta sus sedes, ya que pueden cumplir su trabajo desde casa, lo que les ahorraría tiempo, dinero e incluso gastos en rentas de locales y mobiliarios a las empresas; sin contar con que contribuye a reducir el impacto ambiental.

 


Accede gratis a nuestra entrevista sobre emociones.

Prepárate para ser ese líder que tu empresa espera.

Entrevista sobre Inteligencia Emocional


 

No obstante, existen una serie de retos que las empresas deben solucionar para mantener un nivel óptimo de producción y el constante logro de metas.

Retos del teletrabajador durante la pandemia

Para poder cumplir con su trabajo, es necesario que los teletrabajadores cuenten con los siguientes agregados para brindarles mayor seguridad.

El reconocimiento de los mismos deberes y derechos que un empleado presencial

retos_teletrabajo_ieieLo único que siempre va a cambiar es el entorno físico, mas las obligaciones y sus derechos de ley deben estar garantizados. Los empleados a distancia deben llevar un registro de sus horas de trabajo, el tiempo extra y de descanso, permisos y bajas, tal cual asistiesen a la oficina.

Esto no quiere decir que no puedan tener un horario de trabajo flexible, al contrario, probablemente muchos de ellos deban cumplir con las obligaciones propias del hogar y muchas veces se vean interrumpidos por ello. Lo importante es que más allá de ceñirse a la rigidez de un horario, lo que verdaderamente interesa es que todos tengan claro cuáles son los lineamientos y los objetivos a alcanzar.

 

También puedes leer: Cómo manejar la ansiedad laboral durante la cuarentena

 

Manejo de las herramientas tecnológicas

Para exigir, también debemos dar. Es necesario cuidar que quien trabaja a distancia cuente con una adecuada conexión a internet, además de una computadora actualizada para cumplir con su trabajo, a fin de que pueda efectuarlo de la manera más cómoda posible.

Además, es muy probable también que no todos tengan las mismas destrezas con el manejo de la tecnología y el internet, por lo que es necesario brindarles la asesoría necesaria a quienes no sepan cómo desenvolverse en este campo.

Flexibilización de la experiencia para cumplir con los objetivos

 Tal cual se explicó en el primer punto, es necesario entender que para lograr las metas con teletrabajadores, es necesario ser flexibles, pero también se requiere hacer una distribución equitativa de las responsabilidades y aclarar desde un inicio qué es lo que se espera de su desenvolvimiento, para que todo esté claro.

Por eso las empresas líquidas llevan la delantera frente a la pandemia.

Es recomendable pactar con antelación reuniones virtuales, de tal forma que siempre se tenga establecido tanto el día, como el tiempo de duración y lo que se quiere alcanzar en ese momento.

Por supuesto, a medida que se va avanzando se irán haciendo los ajustes necesarios.

 

También puedes leer: Cómo transformar el sistema jerárquico empresarial actual

 

Conectar desde la inteligencia emocional

Es indispensable la inteligencia emocional para trabajar desde casa, así como lo es cualquier recurso tecnológico, pues el componente humano es el verdadero capital de una empresa. Más que las reuniones laborales, la comunicación individual entre los empleados para conocerles y saber cómo se sienten en dentro de la empresa, es primordial para crearles un cálido ambiente laboral en el que se sientan seguros y a gusto.

infografia_retos_teletrabajador

Estar lejos físicamente, no significa estar distanciados. La reciprocidad, la comunicación estrecha y el reconocimiento del talento que nos aportan nuestros empleados a distancia deben ser aún más notorios en el teletrabajo.

Brindemos soporte y afecto a los miembros de nuestros equipos de trabajo, aunque estén ausentes físicamente.

Eso también es cuidar de su salud.

trabajo hábitos eficiencia inteligencia emocional cambios aprendizaje pandemia

Suscríbete a nuestro Blog