¿ESTRÉS LABORAL NO, GRACIAS

“Triunfas, si logras superarte a ti mismo en la adversidad”. Estrella Flores-Carretero.

En ciertas épocas del año, aumenta el flujo de trabajo entre  las reuniones, los proyectos por concretar, aquellos clientes que acordar, y puede que se llegue a un punto en el que sobren las tareas y falte el tiempo. Eso, sin contar con que también se tienen funciones que cumplir en los hogares, y que a los días les falten horas para poder acabar con los deberes. Entonces, aumenta el estrés laboral.

Cada ser humano percibe la realidad y la enfrenta en base a la configuración de su estructura de personalidad, por lo que el agobio y el manejo del estrés será diferente para unos y para otros.

Estadísticamente, el estrés ataca a dos de cada tres personas que trabajan, y aunque existan personas que trabajan bien bajo presión, cualquier líder como responsable de equipos debe anticiparse para evitar procedimientos que incurran en estos procesos. Para ello deberá:

  1. Estar atentos para detectar posibles casos; y estar atento supone sensibilizarse utilizando datos, observaciones, etc., dependiendo del tamaño de la empresa, del número de empleados, estableciendo procedimientos etc. Solo así el estrés laboral podrá ser abordarlo y prevenirlo con anticipación.
  2. Hacer evaluaciones del equipo: por las responsabilidades que pueden tener cada uno de los puestos, quizás algunos empleados se encuentren en mayor riesgo de padecerlo que otros. Una vez adquiridos los resultados, marcar un plan de mejorar y las estrategias a seguir para el equipo.
  3. Desarrollar planes antiestrés: las empresas deben dar seguimiento desde un inicio, gracias a actividades responsables con la salud de sus empleados. Desde la formación y entrenamiento de equipos para “el manejo de estrés”, hasta en algunos casos, el acompañamiento de psicólogos laborales que desarrollen planes y vigilen la salud de los empleados en algunos casos puntuales. Es recomendable facilitar desde la empresa cursos antiestrés para dos/tres empleados y entrenarles en las herramientas de trabajo para el manejo correcto.
  4. En el caso de encontrar un número pequeño de personas con estrés, crear planes de prevención en otras áreas si es necesario: los modelos corporativos deben tomar en cuenta temas como el exceso en el nivel de exigencia, la falta de apoyo en ciertas áreas o equipos de trabajo, el mal manejo de las relaciones laborales, la carencia de control sobre ciertos roles y el acoso laboral; todos puntos de quiebre que pueden evitarse.
  5. Implementación si es necesario de acciones correctivas de mejoras: como líder deberás dar ejemplo y tomar las pautas necesarias para enmendar el camino si no es el correcto, pues cada decisión empresarial mal tomada tiene de trasfondo un problema comunicativo que no fue resuelto a tiempo.
Es responsabilidad de los líderes velar por el bienestar de sus empleados ser siempre la luz que ilumina el camino en medio de la tempestad, jamás el viento que genera la tormenta. Siempre digo: “Triunfas si logras superarte a ti mismo en la adversidad”.

 

trabajo estrés liderazgo empresa estrategia

Suscríbete a nuestro Blog